CORREDORES DE SEGUROS Y LA PANDEMIA COVID-19: POSIBLE FUENTE DE RECLAMACIONES, PERO UN ÉXITO INCIERTO PARA LOS ASEGURADOS

Según un artículo recientemente publicado por S&P, «Las demandas contra los corredores son inevitables en la guerra de reclamaciones por el virus, pero su éxito no lo es». La pandemia de coronavirus ha llevado a perturbaciones generalizadas y cierres de negocios que resultan en pérdidas financieras sustanciales. Muchos clientes han hecho reclamaciones por estas pérdidas bajo sus pólizas de seguro de Business Interruption (BI – Pérdidas Financieras derivadas de la Interrupción de Negocio). Para este tipo de reclamaciones, muchas aseguradoras europeas han declinado hasta ahora la cobertura, lo que lleva a los asegurados a demandar a su corredor para ser indemnizado. Sin embargo, será difícil demostrar que su corredor de seguros no ha cumplido con sus deberes.

 

Un problema importante que surge de la pandemia de Covid-19 es el de las redacciones de las pólizas en vigor. De hecho, la mayoría de las pólizas de las pymes sólo cubren los daños a la propiedad y tienen cobertura básica para BI como consecuencia de daños a la propiedad. Sin embargo, algunas pólizas también ofrecen cobertura para los BI derivados de enfermedades infecciosas o notificables (una enfermedad notificable es cualquier enfermedad que la ley exija que se informe a las autoridades gubernamentales) y la denegación de acceso sin daños y el cierre o restricciones de las autoridades. En algunos casos, las compañías de seguros han aceptado la responsabilidad en virtud de estas pólizas, pero otras se han negado a hacerlo, lo que ha llevado a una preocupación generalizada por esta falta de claridad.
En Francia y el Reino Unido, los supervisores locales emprendieron diversas iniciativas para eliminar las dudas sobre si las pólizas de seguro estaban destinadas a proporcionar cobertura para las pérdidas financieras resultantes de la pandemia de la Covid-19:
En el Reino Unido, el Tribunal Superior ha emitido su sentencia en el caso de prueba de la Financial Conduct Authority (FCA) sobre la cobertura de seguros empresariales del Reino Unido en disputa a la luz de la pandemia de la Covid-19. Este caso de prueba marca un intento de proporcionar más claridad y reducir la cantidad de litigios en torno a este problema. El caso de prueba no pretende abarcar todas las posibles controversias, sino resolver algunas incertidumbres contractuales clave. El papel de la FCA era presentar los argumentos de los asegurados en su mejor momento, y el regulador seleccionó una muestra representativa de las redacciones de los condicionados de las pólizas de ocho aseguradoras. El Tribunal de Justicia se mostró a favor de los argumentos planteados por la FCA en la mayoría de las cuestiones clave. Esa es la razón por la que la mayoría de los participantes del caso de prueba, en este caso las compañías aseguradoras, decidieron presentar una apelación. El 2 de octubre, el Tribunal Superior aprobó un recurso de apelación para ser oído en el Tribunal Supremo directamente.

En Francia, el 6 de mayo, la Autorité de Contrôle Prudentiel et de Résolution (ACPR) -la Autoridad de Supervisión Francesa – inició una encuesta temática sobre la cobertura de BI debido a la crisis derivada de la pandemia y sus consecuencias. El 23 de mayo, la ACPR hizo públicas las conclusiones de su investigación: La Covid-19, para el 93,3% de los asegurados, no está cubierta por su póliza de seguro, ya sea porque sólo cubren la interrupción del negocio en caso de daños materiales directos (incendio, daños por agua), o «más raramente» porque las compañías de seguros han excluido explícitamente la pandemia de sus contratos. De este modo, el ACPR identificó dudas sobre la aplicación de garantías de las pólizas para el 4 % de los asegurados: «En este caso, solo la interpretación de un juez eliminaría cualquier incertidumbre sobre si las aseguradoras afectadas no interpretan el contrato a favor del asegurado», señala.

Por lo tanto, muchos asegurados se verán tentados a demandar a su corredor de seguros, con el fin de obtener una indemnización cuando una redacción de la póliza no proporciona cobertura o no page lo suficiente. Aaron Le Marquer, un socio de Fenchurch Law, dijo en una entrevista citada por el artículo de S&P que habría «inevitablemente» reclamaciones legales contra corredores, porque «dondequiera que los asegurados se queden sin cobertura y no reciban sus reclamaciones pagadas, los corredores siempre están en la línea de fuego y el objetivo de la recuperación potencial». Cualquiera puede imaginar fácilmente el caso de un asegurado que indica que el corredor debería haber recomendado una póliza que podría haberle permitido ser indemnizado, mientras que la póliza en vigor no está destinada a hacerlo.

Sin embargo, podría ser difícil para los asegurados demostrar que el corredor actuó negligentemente. De hecho, el artículo de S&P destaca el hecho de que en el Reino Unido, «Para encontrar un corredor responsable, los asegurados tienen que demostrar no sólo que el corredor incumplió su deber de cuidado, sino también que este incumplimiento les causó una pérdida. Los corredores no podrían haber sabido cuál de los términos de la póliza que el Tribunal Superior consideraría que respondía a la pandemia de coronavirus, habida cuenta de la afirmación de las aseguradoras de que esas pólizas no estaban diseñadas para cubrir en absoluto las pandemias». Ben Hardiman, socio del bufete de abogados Mills & Reeve, dijo en el artículo de S&P que: «El hecho de que estas aseguradoras en particular estén ante el Tribunal Superior con la FCA es porque sus redacciones de los condicionados son pobres, no porque alguna vez hayan tenido la intención de dar cobertura».

El artículo subraya el hecho de que, en realidad, el número de reclamaciones son hasta ahora pequeños en Europa, y cita a Eric Evian, presidente de CGPA Europe, explicando que las disputas de interrupción del negocio se limitaban principalmente al Reino Unido, Irlanda, Francia, Alemania y Suiza. En Irlanda, CGPA Europe ha recibido nueve notificaciones de circunstancias que «no eran nada grave por el momento», mientras que en Francia había 35 casos «que estamos siguiendo muy de cerca», de los cuales un tercio se han convertido en litigios, pero donde los agentes de seguros «no eran los principales objetivos del litigio». En Alemania y Suiza, añadió, no hubo casos en los que los intermediarios estuvieran involucrados. Pero subrayó que esta era la situación «a día de hoy» y que podría haber «una reacción totalmente diferente», si los tribunales rechazan la mayoría de las reclamaciones de los asegurados.

Fuente : https://www.spglobal.com/marketintelligence/en/news-insights/latest-news-headlines/broker-lawsuits-are-inevitable-in-virus-claims-war-but-their-success-is-not-60580911